Qué ver en la Costa Dorada

Monasterio de Poblet


El Monasterio de Poblet o Real Monasterio de Santa María de Poblet, es uno de los monasterios más importantes de España, es el prototipo de abadía cisterciense española.

Está situado en la comarca de la Conca del Barberà, en Vimbodí y Poblet, Tarragona. El Monasterio estuvo patrocinado por el famoso Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, y fue entregado a los monjes vernardos en el año 1149. Panteón Real de la Corona de Aragón desde el siglo XIV hasta la misma extinción de la dinastía, en el siglo XV.

En 1835 fue abandonado por completo y en 1930 se iniciaron las obras de restauración, 1940 fue el año en el que empezaron a volver algunos monjes. En 1991 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, esto le confiere una importancia vital y hace que la visita a este histórico monasterio sea casi obligatoria.

En la actualidad, el Monasterio de Poblet tiene dependencias en clausura utilizadas por los monjes cistercienses, que de nuevo ocupan plenamente el monasterio, debido a esto, no todos los espacios del mismo pueden visitarse, aún así, su visita es altamente recomendable.

La iglesia, la sacristía y el claustro

La iglesia, fue a finales del siglo XIII, al igual que el rosetón abierto en el muro oeste, el cual proporciona luz a la nave central, esta tenía dos altares, uno construido en el siglo XVI, dedicado al santo sepulcro, restaurado y en buen estado de conservación, el otro dedicado a la Virgen de los Ángeles, del que no queda ningún resto, en su lugar está el Calvario gótico. En la iglesia puedes encontrar el importante retablo en alabastro de Damián Forment, hecho entre 1527 y 1529, durante el reinado de Carlos I, en 1835 este sufrió daños y en 1940 se restauró.

La sacristía antigua es del siglo XII, hecha en piedra de sillería cubierta con bóveda de cañón apuntada. La nueva sacristía se construyó entre 1732 y 1736, se procedió a su restauración en el año 1984.

El claustro, situado al norte de la iglesia, se comunica con esta a través de una puerta románica, se construyó en diversas fases y llegó a reemplazar estancias anteriores como la sala capitular. El refectorio es usado por los monjes y no puede visitarse, pero la cocina, restaurada y amueblada está abierta a visitas.

Si deseas más información sobre el Monasterio de Poblet, puedes contactar mediante el formulario de contacto o llamando directamente a nuestras oficinas, desde Parc Mont-Roig podemos ayudarte a encontrar el alojamiento más adecuado para tus vacaciones o escapadas de fin de semana, así podrás visitar lugares tan interesantes como este.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *