Qué ver y qué hacer en Tarragona

Acueducto de Tarragona


Acueducto de Tarragona
El acueducto de Tarragona, o también llamado acueducto de les Ferreres o Puente del Diablo fue construido en el siglo I a.C. por orden del emperador Augusto con la intención de suministrar agua desde el río Francolí a la anteriormente llamada Tarraco, capital de la provincia romana Hispania Citerior Tarraconensis.

Esta arquería, situada en las afueras de la ciudad de Tarragona ha sido designada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco debido al excelente estado de conservación en el que se encuentra.

El acueducto mide 217 metros de largo y alcanza una altura máxima de 27 metros. Cuenta con dos niveles de arcos superpuestos y está construido en obra de sillares unidos en seco. Para que el agua pudiera discurrir a través del acueducto, distan 40 centímetros de desnivel entre la parte sur y la norte.

En la actualidad, el famoso acueducto de Tarragona es sólo un fragmento de los 10 km de canalizaciones y acueductos de distintas medidas que conducían el agua desde su zona de captación, en Rourell, a 92 metros sobre el nivel del mar. Esta magnífica obra de ingeniería romana se utilizó hasta bien entrado el siglo XVIII.

Alrededor de la estructura romana se ha creado una zona de recreo, que incluye un museo y una zona de aparcamiento para poder acoger a todos los visitantes, que, sobretodo durante la fiesta denominada Tarraco Viva, es cuando más turistas recibe esta impresionante construcción.

El Puente del Diablo es uno de los tres acueductos romanos mejor conservados, junto con el acueducto de Segovia y el Pont du Gard.

Desde Parc Mont-Roig te ofrecemos diversas opciones de alojamiento muy cerca del acueducto de Tarragona, puedes rellenar el formulario de contacto o llamar directamente a nuestras oficinas, te atenderemos encantados!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *